TODO CAE

Con el correr de las semanas las orugas puestas en botellas plásticas se han cubierto de flora elástica. Acercarse a observarlas cada cierto tiempo es contemplar un proceso drástico, viento de orilla, que da al extenso mar. Viví esta experiencia, muy de cerca a los 8 años, a partir de mi recolección de orugas verdes y panzonas. La oruga, de estética repulsiva, consigue ser mariposa, de coloridas alas, en tres semanas aprox., describo la transición como fascinante y comparable con nosotros, horda de  humanos cada vez más inhumanos.
Cada quien vive su propia metamorfosis, prefiriendo algunos ser orugas, abrigados en crisálidas de propias creencias, cómodo y válido, pegajoso también. Otros, se dejan las alas, surcan valles, que nacieron antes de nosotros, siendo mariposas. Yo, prefiero ser viento, que observe todo, desde la copa más alta, del árbol más viejo.


Sobre el autor
Paola Contreras: Nací en 1988 un día catorce del mes octavo, fui bebé, niña y también adolecí de adolescencia, en mi juventud llevé estudios de Educación Inicial, en paralelo hice un taller de narración oral, llevé un curso de historia del arte, también tuve una banda punk experimental donde fui feliz, era vocalista y letrista. Tengo un hijo, escribo poesía, también dibujo, me gusta el cine, y no concibo un día sin oír música. Actualmente me dedico a la docencia en modalidad de profesora de integración, mientras preparo mi próxima publicación.

Next
Previous
Click here for Comments

0 comentarios: