INDIGNACIÒN

Hola a todos. Los últimos días han estado llenos de noticias ¿no? Pareciera que estamos metidos en una novela, súper dramática. Algunas de estas noticias, buenas para unos, malas para otros, son:
  • Salvador del Solar fue nombrado Ministro de Cultura
  • Interpelaron al Ministro de Educación. Quieren censurarlo.
  • Sale a la luz un chat fujimorista bastante vergonzoso.
  • El presidente se encuentra en su punto más bajo de aprobación: 48% (Fuente: Ipsos).
  • Quieren cerrar el Congreso (no, esto no pasa, pero sería bueno).
  • Linkin Park viene a Perú (un poco fuera de lugar, pero definitivamente es la mejor noticia del año).
Ante este caos político, me he cuestionado toda la semana: qué tanto podemos hacer al respecto. Lo único que se me ha ocurrido es lanzar pequeños comentarios de indignación, como para liberar tensiones. Ahí van.

1. Para empezar, algo cortito. Los periodistas del país hacen de este caos un circo penoso, un espectáculo indignante hasta el punto de hacernos llegar a sentir vergüenza ajena. Se agradecería una investigación más seria y profunda de cualquier hecho que quieran presentar, que sea relevante por supuesto, y que al mostrarlo se haga de una forma respetuosa hacia el público. Sin hacerlo lucir novelesco y lleno de dramas.

2. Bueno, dicho esto, les comento que yo ya me di por vencida. Este gobierno va tan solo en su quinto mes pero ya ha llegado a sorprendernos demasiado, que tengo la sensación de que ya nada de lo que pase después va a causarme sorpresa alguna. Pero los fujimoristas se superan siempre, así que el show acaba de empezar.
Me indignó la reacción de congresistas de la bancada fujimorista ante la designación del nuevo Ministro de Cultura. Tremendo currículo se maneja. Pero aún si no tuviera una reconocida trayectoria, los que están al otro lado ladrando no tienen absolutamente nada qué decir. ¿No les indigna? Se les ve en la cara que no tienen ni idea de lo que hacen en el Congreso, y venir a criticar… Verlos por la TV me causa indigestión, no me imagino cómo debe ser trabajar de cerca con gente como Becerril, Chacón o Galarreta.

3. Jaime Saavedra. Toda una novelita al respecto.
El sistema político es tan corrupto que no es de extrañar que se hayan denunciado casos de corrupción en el Ministerio de Educación, francamente es bastante normal. No es una excusa tampoco. No estoy muy informada al respecto de la gestión de Saavedra, pero mis papás son maestros y han trabajado o trabajan en el sector público desde hace muchísimos años. Mi mami nunca ha sentido un Ministro tan cercano como éste – me comenta. Les están sacando la mugre a nuestros maestros. Capacitaciones, cursos todos los fines de semana, exámenes para demostrar que merecen el cargo de director o el nombramiento en alguna plaza. Llenan mil formatos y documentos que tienen la intención de evidenciar su trabajo en el aula (no muy de acuerdo con esto último). Pero hay cambios, y se ven. Que falta mucho por hacer, definitivamente.
Pero, por otra parte, no sé qué tanto bien le haga a la democracia rasgarse tanto las vestiduras para mantener en el cargo a alguien a quien definitivamente quieren sacar. Incluso el sondeo a la población (Encuesta nacional urbana de Ipsos) indica que un 52% está de acuerdo en censurar al ministro.

4. Además de la sarta de fujimoristas corruptos que conforman la mayoría en el Congreso, tengo la sospecha de que el problema del gobierno reside en su debilidad partidaria. [He ahí la importancia de contar con un partido político sólido, con ideales y objetivos comunes]. Es momento de que los poderes del gobierno se sienten a negociar. Por el bien de nuestro país y de nuestra dignidad (piensen en nuestra vergüenza por favor). Aunque no sabemos qué tan interesados se encuentren los fujimoristas en llegar a algún acuerdo, sobre todo por esa actitud arrogante de tener el control de todo.
Le falta capacidad política a nuestro presidente. Tampoco tiene las armas, supongo que es algo que juega en contra, pero es el presidente y esa es una gran arma. Debe ser dificilísimo estar en sus zapatos, pero por decir algo: yo en su lugar me armaría de valor y cerraría ese Congreso tan incapaz. La gestión pública debe ser una de las mayores paradojas de la vida. Se crea con la finalidad de servir y termina siendo nido de corruptos que buscan satisfacer sus propios intereses. Los problemas que aquejan al país son claros. Cuánto les puede costar hacer algo al respecto y dejar de discutir cualquier adefesio que se les ocurra. Sí, amigos, sé que no es así de sencillo. Pero debería serlo.

Esta semana quería sacar toda la indignación que he guardado la semana que pasó. Bastantes problemas tenemos ya cada uno de nosotros, como para además tener que comernos los mamarrachos de nuestros incipientes políticos. Hagan su trabajo por favor, y ese trabajo no es causarnos lástima.
Quisiera terminar con una frase de Gonzalo Portocarrero, cada vez que la leo, desde la primera vez, me ha sentir muchísima esperanza:

“Si la gente no imagina la posibilidad de una gobernabilidad no corrupta, entonces la corrupción permanece naturalizada como un conjunto de prácticas demasiado implicadas en nuestra vida social como para ser contraladas.”

Tengan una excelente semana amigos. Tratemos que ningún acto de nuestra vida contenga ni una gota de corrupción, porque con nosotros empieza y de nosotros depende.

¡Buen lunes!

Escribe Rosmary Mendoza



Next
Previous
Click here for Comments

2 comentarios:

avatar

Muy bien artículo Rosmary, has dado en el clavo. Y ciertamente, lo mejor fue saber que linkin park viene a Perú.

Atte: Percy A.V